Noticias

El auge de las granjas de langostinos en sistema RAS. ¿Una moda o una oportunidad de negocio real?

El auge de las granjas de langostinos en sistema RAS. ¿Una moda o una oportunidad de negocio real?

Los Sistemas de Recirculación en Acuicultura, que popularmente en el sector se conocen como RAS, han superado la fase en la que se cuestionaba su viabilidad técnico económica para convertirse en una realidad para determinadas especies. El salmón y la trucha han sido las primeras especies que se han ido adaptando a esta tecnología. Mientras que para otras, como el lenguado, ha supuesto el despegue definitivo de su producción industrial.

En teoría, cualquier especie puede ser apta para ser producida bajo sistemas de recirculación, ya sea continental o marina; e incluso, se puede combinar con el cultivo de hortalizas. No se debe confundir costes operativos con inversión. Ya que, si algo dificulta su viabilidad para según que especie o fase de cultivo, no es el mantenimiento del sistema operativo, sino la fuerte inversión inicial que requieren. Es evidente por tanto, que la fuerte inversión requerida por los RAS no hagan apta esta tecnología para especies de bajo valor de mercado, en bajos volúmenes, o con poco margen.

La idea es producir un producto de alta calidad con valor añadido. Bajo ese enfoque y esa estrategia comercial están surgiendo en Europa las granjas de langostinos, enfocadas n un mercado gourmet, y bajo el eslogan “producido de manera ecológica y sostenible en cualquier época del año”.

Entre las evidentes ventajas para el cultivo de cualquier especie, como son, el control de los parámetros físico químicos apropiados para la crianza, o un uso más preciso del pienso, o el mayor control de las enfermedades, existe otro parámetro que en España podría tener una consideración especialmente interesante, la proximidad a los mercados. Es decir, estas plantas se pueden ubicar próximas a los nichos de mercado que demandan productos de alto valor y frescura al mercado doméstico.

Y es por eso que puede tener éxito la crianza del langostino Vannamei en RAS, para ser servido fresco o vivo.

Los primeros en dar el paso en España fueron la granja de langostinos de Medina del Campo, en Valladolid, de capital noruego, y que a día de hoy se ha convertido en un referente en esta especialización. En Canarias existe otro emprendimiento de estas características, y no dudo que pronto comenzaremos a ver más empresas de este tipo. De hecho en Europa ya son varios los centros de producción existentes.

Se tratan de granjas que requieren una inversión de entre 2 y 3 millones de euros, para producir entre 100 y 150 toneladas métricas. Tienen un requerimiento bajo en el consumo de agua y el espacio ocupado tampoco es significativamente alto, pudiéndose instalar en prácticamente cualquier polígono industrial o terreno.

El acceso a las larvas no suele ser un problema, y como ventaja añadida, este tipo de tecnologías es susceptible de recibir ayudas a través del Fondo Europeo Marítimo y Pesquero (FEMP).

Quizá una dificultad para que hayan más granjas de este tipo, y que pude encontrar un inversor, está en la de falta de profesionales con conocimientos y experiencia suficientes para trabajar en este tipo de instalaciones tan altamente tecnificadas. Los hay, pero no sobran. Sobretodo con buenos conocimientos en la tecnología de biofloc.

 

Fuente: http://www.mispeces.com/nav/actualidad/noticias/noticia-detalle/El-auge-de-las-granjas-de-langostinos-en-sistema-RAS.-Una-moda-o-una-oportunidad-de-negocio-real/#.WSXTyxN97OT

POST YOUR COMMENT

Your email address will not be published.